No soy un robot

Inevitablemente, todos resultan heridos en algún punto de sus vidas. Hay diferentes remedios para diferentes tipos de heridas, y mientras el tiempo transcurre, estos remedios se vuelven menos efectivos. Esta es la historia de un hombre que creó un escudo para su corazón roto. Desde el día que su corazón se rompió, ha estado viviendo dentro de un caparazón. Un día, se encuentra un ser como ningún otro, y al interactuar con ella, él aprende lentamente a salir de su caparazón.