La Doña 2

Al final de la primera parte, triunfo el amor: Mónica y Saúl se casaron, y madre e hija se reconciliaron. Altagracia acude a la iglesia, pero no para impedir la boda, sino para hablar con su hija, con quien finalmente se abraza entre lágrimas.

Pero, la detective Karen aparece y termina con ese emotivo momento. Al ver a la empresaria le dispara en el brazo y empieza una persecución policiaca que finaliza en la playa con la doña desapareciendo en el mar.

Mientras todos la dan por muerta, Mónica y Saúl anuncian la segunda parte de ‘La Fundación Renacer’. Durante una conferencia de prensa, uno de los periodistas pregunta si no le importa que los fondos para esa obra los haya puesto La doña, a lo que Mónica responde: “Ella fue víctima de violencia, a muchos les causa vergüenza, pero a mí no. Sí me abandonó, y sé que sufrió como lo hacen muchas mujeres víctimas de abuso, que se ocultan y se quedan calladas y esta segunda etapa se construyó con el dinero de esa mujer, para que otras abusadas encuentren una salida distinta a la que ella tomó”.

Sin embargo, como sospechaba Saúl, Altagracia no está muerta y consiguió huir a Francia dispuesta a comenzar una nueva vida. Después de escuchar las palabras de su hija llama por teléfono a Saúl para aconsejarle que no la busque ya que sí lo hace “me vas a encontrar”. “Eso podría ser muy peligroso para Mónica, para ti y para mí en todos los sentidos (…) Te recomiendo que dejes de buscarme. Es mejor para todos, sigue creyendo en tu justicia, que yo sigo creyendo en la mía. ¿Recuerdas que me dijiste que la ley tiene nombre de mujer? Pues sí es cierto, se llama Altagracia Sandoval”, sentencia.

Capítulos de La Doña 2