Asi son ellas

Dalia, Margarita, Narda, Rosa y Violeta a lo largo de sus vidas han tenido mucho en común. Estudiaron juntas en la universidad y cada una de ellas lleva el nombre de una flor; motivo por el cual formaron en sus años de adolescentes un club que fue conocido como “El Club de las Flores”.

En aquel entonces sus vidas eran muy distintas. Creían que todo sería más fácil; se enamorarían, se casarían y tendrían a sus hijos. Su amistad era tan fuerte que juraron solemnemente nunca separarse, sus familias convivirían como lo hicieron ellas. Soñaban con esas tardes de domingos en los que la pasarían juntas al lado de sus respectivos maridos, de sus hijos y disfrutando de carnes asadas en los jardines de sus casas.

Desafortunadamente el destino, el tiempo, la apatía, la vida misma, se encargaron de alejarlas. Al inicio de esta historia, las cinco flores llevan más de 20 años sin verse. Sólo Dalia y Narda han mantenido una comunicación telefónica. De las demás, nada se sabe.

Un frío día de otoño, la vida las volverá a reunir por motivos trágicos. Pero, ¿Qué fue de las inseparables amigas durante este tiempo?, ¿Cumplieron sus sueños?, ¿Son felices?. Éste será otro punto en común entre ellas: Ninguna ha logrado la felicidad plena, y su vida personal es muy diferente a lo que imaginaron cuando se sentaban a soñar en la banca de una escuela.