Yo no creo en los hombres

María Dolores (Adriana Louvier) es una mujer que trabaja de costurera que vive en una zona de hombres que la rodea, tiene un novio que es Daniel (Flavio Medina). Sin embargo su vida no es todo color de rosa, Daniel resulta ser rico y se hace pasar de pobre para no sentir vergüenza ante la clase social y sobre todo a su madre Úrsula (Rosa María Bianchi) quien es la matriarca de los Santibáñez y discriminadora de los pobres. Los hijos de Úrsula: Daniel y Maleny (Sophie Alexander) fueron amaestrados para seducir gente rica, el primero a Ivana Duval (Sonia Franco) diseñadora, heredera y dueña de una empresa, el segundo es Maximiliano Bustamante (Gabriel Soto) quien es abogado y quiere cumplir con la ley y la justicia.

En este mundo existen muchos temas que las mujeres sienten discriminación, sobre ello tenemos a la misma Ivana que quiere un hijo a como dé lugar y se obsesiona por Daniel, siente que su peso es la culpable de todo. Doris (Estefanía Villarreal), es la amiga de María Dolores, vive en un engaño con su novio Ari (Lenny de la Rosa), que no acepta a su novia que también esta subida de peso. Isela (Fabiola Guajardo) vive tras el yugo de su madre Josefa (Azela Robinson) quien la manipula en una venganza del suicidio de su hermana Martha y quiere que seduzca a Claudio Bustamante (Alejandro Camacho), el padre de Maximiliano. Finalmente María Dolores vive de su trabajo para mantener a su madre Esperanza (Macaria) y su hermana Clara (Eleane Puell), pero el destino hace que conozca a Maximiliano en una comisaría de la ciudad tras la muerte de su padre. Lo que debe reprender un camino en no creer en los hombres.